Roseli Aguilera Camargo

AQUELLA CASA

Donde duermen solitarios besos
la ventana donde se apagó la luz repentinamente
estamos rotos con una frialdad
que eriza la piel y contrae el estómago
estamos rotos, pero debemos reinventarnos
soltar el dolor matar lo que nos mata
construir una nueva apología de nuestras emociones
evitar caminar zombis maltrechos.
desheredados de emocionalidad
evitar apuñalar al otro que nos ama y
nos liga.
El absurdo me contiene y me limita
hay semáforos iluminando el mar
que no tiene fronteras y marca el sendero
de los barcos.
Mi alma descalza regresa de alguna parte
donde nada tiene nombre donde se fugan
los péndulos de un reloj en las deshoras.
Quisiera desatarme de tu cuerpo
sr una vampira anoréxica de sentimientos.
Caer en vertical es tarea de difuntos.
Mujeres sin rostros se desdibujan dentro
de mi pierdo el equilibrio.
Sonámbula traduzco los misterios de viejos algoritmos
sin resolver que persiguen mis sueños.
Soñé con un anillo en tu mano blanca
como un espejo dormido.
Quizás eras otro, repleto de otras emociones
que ahora descansan en un féretro hermético.
Desarticulo la aurora fría gélida anudada
como un cordón umbilical
que intenta desanudarse, pero no puede.

LLUEVE

Llueve sobre mi corazón

en esta tarde de julio, llueve y no quiere parar
el cielo llora y estoy tan triste que quisiera
que el mundo se detuviera.
Siento que la sangre se detiene en mis arterias.
Llueve y mi gata negra se extiende a mi lado y me lame
acaricia mi rostro para purgar mi tristeza.
Llueve en las calles, en las carreteras en las veredas
donde un hombre se cubre con un diario para detener
el aguacero.
De verdad no quiero estar triste, quiero soltar
al aire todas las caricias y los abrazos que no puedo dar
la risa congelada en mi garganta como un puñal.
Llueve mi espalda encorvada en una habitación vacía
triste huidiza quebrando el equilibrio de mis emociones.
Llueve y en cada gota el universo grita que el milagro
pronto se cumplirá.

BLUES

 Suena el Blues en un viejo boliche allá por cerca

de la ciudad vieja
en una esquina derramada de luna.
Canta un viejo que le llaman el “Gato”
no tengo idea el porqué de su sobrenombre
nunca se lo pregunte.
Pero deduzco que andará por la vida
colgado de los pretiles haciendo piruetas y
cayendo parado.
¡vaya a saber!
Ahora canta, canta un blues sobre la ciudad
de Buenos Aires, de sus ojos fluyen las lágrimas
su canto hace como que emerjas de algún tipo
de santuario nocturno donde tienes que hacer
una especie de ritual de viejas fotografías comparadas.
Canta sobre un niño sobrevivientes de las calles
ajeno fantasmagórico aburrido de hambre
de un hambre de estómago vacío que duele
que contagia que persiste que inunda el alma y
de oscuros anillos maléficos
sobreviviente letal y desordenado al sistema.
Canta sobre una joven llamada Alicia que no es
como la del país de las maravillas.
Esta Alicia tuvo que hacer maravillas para sobrevivir
no puede transformar al mundo cruzando los espejos
pero tiene el alma para pensar en las cosas más bellas.
Alicia también merece un blues, una canción,
una caricia una oportunidad un nocturno de Chopin,
una voz que le grita más allá de las barras de algún boliche
o de una whiskería donde los posibles caen fusilados
en el cordón de la vereda.
El “Gato”, cantó su blues y todo el universo
contuvo la respiración hubo un instante mágico
sostenido creativo perturbador
como el sueño de un viejo dromedario
caminante de estrellas en un desierto lejano
cargando misterios desde mundos desconocidos.
vuela el blues y mis dedos quedan conectados
al dispositivo en el que escribo cada día y cada noche
como siempre soñando con un mundo mejor.

Roseli Aguilera Camargo (1964, Uruguay). Poeta. Profesora de Historia del Instituto de Profesores Artigas.  Ha sido seleccionada como ganadora en algunos certámenes internacionales como el de Bolivia, Potosí, en “Queremos Paz y no Guerra” con el poema “UN GRITO POR LA VIDA” y en la XIII de ATREZZO de América y Europa.

PubliKaciones Literarias

  • Luis Cernuda: La Desolación y la Quimera
    ¿Es que pueden creer en ser poetas Si ya no tienen el poder, la locura Para creer en mí y en mi secreto? La obra poética de Luis Cernuda dialoga con dos campos semánticos fundamentales que dimensionan la realidad interior del poeta español, al tiempo que dan perspectiva e importancia a la poesía y el… Leer más: Luis Cernuda: La Desolación y la Quimera
  • Convocatoria Edición 31 : “ILUMINACIONES”
    La Revista Literaria Ouroboros invita a creadores locales e internacionales a colaborar con sus poemas, cuentos, ilustraciones, collages, ensayos, experimentos sonoros y videoarte para conformar la Edición 31 : “ILUMINACIONES”. En esta ocasión queremos realizar una convocatoria de carácter inclusivo e interdisciplinario, creaciones que inviten a explorar las posibilidades de la comunicación y los diferentes… Leer más: Convocatoria Edición 31 : “ILUMINACIONES”
  • Diego Arellano / ETERNIDADES
    ETERNIDADES COLLAGE Diego Arellano (Argentina). Artista Visual. Egresado del Instituto Superior de Artes Visuales “Prof. Roberto López Carnelli” – Paraná, Entre Ríos.Me desempeño como docente de artes visuales  en las cátedras Historia del Arte I; Arte Argentino y Latinoamericano, ambas en la Tecnicatura, Profesorado y Licenciatura en Artes Visuales. Didáctica de la Educación Artística, en… Leer más: Diego Arellano / ETERNIDADES
  • Melina Pilar Fernández / ETERNIDADES
    ¿SABÉS CUÁL CARTA NOS RECUERDA QUIÉNES SOMOS? «El terror se basa en la incomunicación.Rompa el aislamiento.Vuelva a sentir la satisfacciónmoral de un acto de libertad.Derrote el terror. Haga circularesta información»Rodolfo Walsh Haz de silueta tras silueta,marcada por cada atroz cadena de la represión,al calabozo fue por cada leal participación.Terrorista más terrorista,en su brutal censura de… Leer más: Melina Pilar Fernández / ETERNIDADES
  • Luciano Ácleman
    LA DIESTRA DEL ZURDO Lo sabía de antemano y ahora meditaba sobre esos hechos. Arrebujado en la cama y habiendo lanzado la almohada muy lejos, sólo necesitaba silencio para dilatar sus pensamientos. Su cama era un revoltijo de sabanas y colchas. Pensar lo pensado lo llevo a quedarse profundamente dormido, en soledad como casi siempre.… Leer más: Luciano Ácleman

Comparte este contenido

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

«Por todas partes te busco sin encontrarte jamás, y en todas partes te encuentro sólo por irte a

BUSCAR «

«Por todas partes te busco sin encontrarte jamás, y en todas partes te encuentro sólo por irte a

BUSCAR «

  • All
  • Edición 30 / ETERNIDADES
  • Ensayo Literario
  • Mujeres en la poesía
  • Poesía
  • Poesía Chile
  • Poesía Colombia
  • Poesía Ecuador
  • Poesía antioqueña
  • Poesía y voz
  • Revista Ouroboros Edición 27