Jose-Napoleon-Hernandez

José Napoleón Hernández / ETERNIDADES

En portada de ETERNIDADES : Sagaz, Carlos Alberto Jacanamijoy Quinchoa.

HISTORIA DEL FUTURO HASTA LA POESÍA

El hombre tierra fue, vasija, párpado
del barro trémulo, forma de la arcilla
fue cántaro caribe, piedra chibcha
Pablo Neruda


En los días largos de la vida,
el árbol es presente,
la roca es presente,
anochece la tristeza.

El árbol,
abismo que opaca la roca
el presente no necesita olvido.
El precipicio de los años reciclados,
cuando los sonidos se aferren a las orillas y
aturdan a la música que se repite.

Cuando llegó Colón ¿existía la cronología indígena?
¿Sabían dónde confluían las piedras de los Incas
y las piedras de Neruda?
hecho de piedras y de atmósfera, cantaba él.

Todos los abortos de la tierra y su aliento,
sustrajeron la semilla húmeda
con la que jugaban los niños,
mientras preguntaban por el futuro.
De dónde venía la esperanza y la inocencia,
realista y torpe, el sentido y la profundidad.
Las flechas se doblaron cuando chocaron con los arcabuces fríos.
Allí quedó la alegría dispersa, las alturas, las huellas de La Tierra.
Llegaron con la alegría forzada, frágil,
sin saber dónde arrojaron la gloria,
la roca, el árbol.

Encerrados, perseguidos por las nubes,
los chamanes y los sabios se marcharon.
La poesía arrinconada volvió a los montes,
con los dardos y con las flores pensativas,
buscaron las canciones que habían enterrado en las cuevas,
quiero decir, todo.
Volvió la poesía, metamorfosis del tiempo,
vagabundeando con el rocío de la noche
entre los árboles, entre las rocas.
El futuro.

José Napoleón Hernández (Venezuela): Poeta. No proviene de oficio literario, es ingeniero geodesta, pero pretende buscar la palabra fermentada para devolverla tejida o disuelta en terrones duros y rústicos. Nació en un pueblo diminuto, El Alto de La Cruz, Carvajal, Venezuela, allá donde Los Andes, que van desde muy lejos, descienden hasta alcanzar los aires cálidos.  

Comparte este contenido

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario