Gloria Beatriz Urueta

Ecosiglo XXI

Multitudes tristes abandonaron
Las huellas yermas
Del recuerdo del trigo.
Aguas muertas invaden
Urbes desiertas en ruinas.
¡Bienaventurada defensa de la libertad!
Aquel mono inteligente perdió contra sí mismo.
La batalla por la vida fue cedida al poder,
Quienes ganaron comieron sus billetes
bebieron petróleo.
Aún hay olas, dejan en cada playa
Botellas plásticas. El vendaval juega con ellas.
Ni un solo graznido responde
A la voz del silencio.
Sepulcros abandonados quedan.
Huesos dispersos, insolados.
Cenizas sin ley cubren todo
Bailan tras las huellas del aire
No extrañan los arrullos.
El tiempo quedó atrás. También pasó.
Ya no importa. Nada. ¿A quién?
Nadie recuerda el alba ni el ocaso.
Otras bacterias comenzarán de nuevo.
La ruta de otras vidas.

Vida urbana

Ha crecido tanto mi ciudad,
Toda ella se arropa
En su manto de asfalto.
Es raro ver un colibrí,
Cada vez hay menos gorriones
Y un verdadero milagro
Encontrarse una abeja.

Al sumergirme entre su voz
Ensordecedora entre turbina y turbina
Necesito suéteres mucho menos gruesos.
El páramo cercano aún nos acaricia
Con tenues oleadas de aire limpio y frío,
Él todavía no ha muerto.

Tanta gente pulula ─como río─ por sus calles
Tan afanados por llegar a ninguna parte,
Y entre todos ellos vivo yo
Enamorada del silencio, en cada noche insomne,
Cuando abstraigo la barrera de nubes
Para contar las estrellas.

Desaprender

Qué difícil dejar atrás la depredación
─Un mundo construido y destruido─
Tantos obstáculos para cambiar lo necesario,
Ganar y gastar en lo inmediato, es el valor,
Cada uno solo en su holocausto.

¡Ya hemos olvidado la manada!
Si alguien nos hubiera enseñado
Solidaridad mejor que interés o ganancia,
Tal vez entre todos formaríamos una cadena
Para evitar el precipicio
De tan altos logros destructivos:

No corramos tanto, detengámonos
A contemplar una cascada,
A vibrar con el vuelo de las libélulas.
Escucha el silencio de las nubes
Valora la visita de las aves migratorias.

Quítate esta venda hermano,

Te impide ver que la violencia

Tiñe de rojo nuestros ríos

Abona los terrenos

Engorda aves rapaces.

En tu burbuja eres feliz

Pero ignoras nuestra América…

Quítate esta venda hermano

Y verás la tristeza de nuestro pueblo.

¿O no quieres mirar a los ojos

la realidad que yo veo?

Tu venda bien atada

No te deja escuchar mi voz…

Reconsideración

¿Vale la pena tanta intensidad en la vida,

cuando termina pasando hasta el olvido?

¿Vale la pena el incendio,

cuando el viento se lleva las cenizas?

¿Qué más hay después del vacío? 

Origen

Nací en Quepos

Al lado del mar, 

Rumor de olas

Estrépito de tormentas 

Marcaron mi vida:

Entre olas suaves

Por instantes

Entregué mis frutos.

También, a veces,

Mi oleaje desbordado

Se hizo temible,

Entre negros nubarrones 

Hundí varios barcos…

y en esta larga vida

Espero cada tarde

Los cantos de gaviotas.

Gloria Urueta (Colombia, 1950). Antropóloga. Desde niña se aficionó a leer literatura y soñó con escribir y en su madurez comenzó a hacerlo. A partir del retiro de su profesión estudió las técnicas literarias del cuento para perfeccionarse como escritora de ese género. Ha participado en talleres de cuento y poesía libre, además de concursos. Participante del ciclo de Poesía Life 2.0 Raíces del umbral americano: hacia un revisionismo poético y Poéticas de la otredad (Colombia, 2020- 2021).

PubliKaciones Literarias

  • La Visión Inagotable / Curso online
    La Visión Inagotable Este es un espacio para el encuentro y el crecimiento personal. A través de la poesía y el diálogo colectivo creamos lazos que nos permiten habitar el mundo con sentido desde una vertiente expresiva y artística. La lectura y la escritura poética nos permiten recrear un intercambio de saberes y expresar la …

    La Visión Inagotable / Curso online Leer más »

  • Antología poética Festival Literario Ouroboros 2022
    En el Festival Literario Ouroboros 2022, «Memorias e identidades rurales», logramos integrar a diversos escritores, poetas y artistas que cada día se esfuerzan por aportar un cambio positivo en el territorio que habitan. Gestores culturales que con su hacer proyectan el corregimiento San Cristóbal como un territorio cultural.
  • BETH: CIUDAD VIVIENTE
    En un mundo desesperado y agonizante la humanidad lucha por sobrevivir, mientras grandes tiranías implementan estrategias para controlar su gran juego social. La única esperanza es un nuevo comienzo. Pero, los sueños se pueden convertir en otra pesadilla de la razón.
  • SABERES ANCESTRALES
    Cuando nos conectamos con la vida de estas montañas y apreciamos la riqueza invisible de nuestra propia historia somos realmente conscientes de nuestro lugar y del lugar del otro. La historia nos invita a conocer esa trama del tiempo que nos da cuerpo y comunidad. Asumir la historia significa trabajar todos los días en contra …

    SABERES ANCESTRALES Leer más »

  • ÉTICA ECOLÓGICA
    La reflexión y las acciones que favorecen el cuidado del medio ambiente constituyen el amplio campo que nos vincula con la naturaleza como un factor crucial en lo que respecta a la construcción de la cultura de paz en San Cristóbal. En nuestro corregimiento la relación con la naturaleza y el cuidado del medio ambiente …

    ÉTICA ECOLÓGICA Leer más »