Gabriela-Uribe-Garcia

Gabriela Uribe García / ETERNIDADES

En portada de ETERNIDADES : Sagaz, Carlos Alberto Jacanamijoy Quinchoa.

MUJER!!

Mujer se libre,
Vuela lejos.
Canta, ríe, llora,
tu siempre vibras con el viento…

Haces falta como el aire,
eres cielo,
espuma del mar
mientras se agita.

No pares,
que la vida se va pronto,
tus manos siempre trabajan
reinventando lo que tocan.

Ya no es tiempo de bajar la guardia,
ten la frente en alto,
si te alejas, es para vivir lo que te toca
sin dejar el corazón de lado.

Mujer, mereces amar y que te amén con toda el alma,
porque tú jamás te rindes,
no te apagas, aunque seas frágil.
Eres la pieza clave para renovar la creación.

Tus brazos, acarician el alma,
son la extensión de seguridad
aún en la distancia.
Eres madre, hija, hermana, amiga, abuela,
siempre una guerrera.

Cuando eres libre y segura,
eres imparable,
fuerte como un roble
y sutil como una brisa.

Una mujer no debe estar encadenada,
estancada, ni vivir con miedo…
Debe ser libre…

Ella:
Te quema porque es fuego,
te calma porque es viento,
te sana porque es agua,
y sostiene tus pies firmes, porque es tierra.

¡NO MÁS …NI UNA VEZ MÁS!

Mientras tenga signos vitales
¡Lucharé!
No seré presa de tus repentinos cambios de humor,
ni me enredaré de nuevo en tus espinas.

La miel que usas como anzuelo
no tarda tanto en derretirse,
solo es cuestión de tiempo
y estallará la tormenta.

La venda que tenía en mis ojos,
no volverá a ser mi propio yugo
para quedarme a tu lado,
ya no escucharé más tus mentiras.

El supuesto amor, si mata;
en vida, te va deteriorando;
Te ahoga sin que nadie escuche tu grito.
Te arrastra por el piso
y te golpea una… y otra vez …

Acaba con tu imagen,
hasta que se rompe el espejo.
¡Te deja hasta los huesos!
La comida no detiene tu hambre,
es la tristeza que te consume lentamente.
No te atreves a aceptar que te resignaste a una agonía …

Pero desperté y aún, puedo abrir los ojos,
por eso, mientras tenga vida,
escapare de tus besos y palabras que dicen amor,
de tus garras que con la diestra acarician,
mientras me golpeas con la izquierda…

…y al final como si nada, calmas mi dolor,
me recetas ánimo y mansedumbre,
cubres mis lastimados brazos y cuerpo,
y esperas que sonría y crea que me quieres tanto…

No seré una más que cave mi propia tumba,
por escuchar tu falso llanto de arrepentimiento,
y esperar a que la estocada final,
me tire en el pavimento…

Gabriela Uribe García (México). Es Licenciada en Derecho, madre y escritora ocasional de poemas y versos sobre la vida, la mujer, la naturaleza, el amor, el desamor y la justicia. Participó en la Antología poética bilingüe (español – otomí) «Voces que no se apagan» (México) y en la edición #26 de nuestra Revista Literaria Ouroboros.

Comparte este contenido

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario