Ana Gabriela Banquez Maturana

AMOR

El amor,
no se cree suficiente cuando el amar,
no alcanza para quién no desea ser amado.
y se esconde,
Se pierde en lo más profundo y recóndito del olvido.
Porque, simplemente en ese lecho oscuro siente que no pierde su luz.
Y canta,
melancólicas estrofas, sin saber si habrá oídos capaces de escucharle.
Y se muestra,
tan puro y bello, aunque no sea posible para los ojos mirarle.
Y te abraza,
te aprieta la vida, hasta alcanzar asfixiarte con sus brazos impalpables.
Te muestra felicidad, aunque no se olvide de los momentos de tristeza.
Y te hace admirar con total ceguedad los puntos fuertes de aquel,
que en medio de su involuntad añora estar con aquella,
que se vuelve tu competencia sin así pedirlo.
Y finalmente,
construimos nuestros lazos imperecederos, hasta que él muera,
o nosotros lo hagamos,
lo que suceda primero.

LAZOS

      Enlazados están los poros de mi piel a aquellas manos cálidas y calladas que sutilmente desvestían mis penas con amor.
      …Navegaban a trayectos cortos por mis debilidades; me hacían suya. 
           Y en ese insolente robo, mis labios solo callaban.

Resistía con esfuerzo altivo mi vehemencia por dar pare a tan indebida desfachatez,
Pero, en poco tiempo mi cuerpo borró su necedad.

En él supe adorar el pecado, penitente en el silencio del placer…
Entre sus labios hechiceros mis piernas hozaron temblar con tenaz gustosidad,
sintiendo en plena altivez la encendida furia con que desvestía mi lujuria.
De puro gusto… ¡Ay, alma mía! Te dejaste arrebatar la inocencia y pureza.
Ya hoy, no vale cuán arrepentimiento cargue las penas mías.

CULPABLE

¿Será inocente el hombre que bajo su miedo desprende la vista del sufrimiento ajeno?
Entre lagos de lágrimas y ríos de penas,
desasiéndose de la mirada,
aún teniendo pedradas que pesan en la garganta.

Huyendo a ventajosas individualidades,
mientras realidades ignora,
haciéndose indiferente a esas frágiles vidas que huelen a martirio.

Cómo si entre muslos y piel,
no sé identificará con los dolientes demacrados desde el alma hasta la razón.

Sin derechos, palabras, voto u opinión, y quizás una identificación.
El don nadie, que no registra en tu mente o tu nación.

Y tienes voz,
porque eres bueno obedeciendo al sádico,
porque en tus ojos asomas mezquindad,
porque tu alma es todo despojo de bondad.

Entonces mueres sin esencia de lucha,
y sufres, al llegar la culpa con la que en tus noches de conciencia dudas,
¿Qué bando merece mi ayuda?

Ana Gabriela Banquez Maturana (2001, San Onofre, Sucre, Colombia). Escritora y poeta. Ingresó en el 2018 a la universidad de Cartagena a realizar su pregrado en administración industrial.  En el 2021, se da a conocer como escritora, al participar en la segunda edición del libro mi máquina de escribir, escritores del mundo. Posteriormente, escribe la novela, vida: realidad poco perfecta (2021), la cual es un reflejo real y sórdido de las vivencias de la sociedad, relatada a través de la poesía y el diálogo, esta ha sido publicada en más de 8 plataformas literarias a nivel nacional e internacional.

PubliKaciones Literarias

  • La Visión Inagotable / Curso online
    La Visión Inagotable Este es un espacio para el encuentro y el crecimiento personal. A través de la poesía y el diálogo colectivo creamos lazos que nos permiten habitar el mundo con sentido desde una vertiente expresiva y artística. La lectura y la escritura poética nos permiten recrear un intercambio de saberes y expresar la …

    La Visión Inagotable / Curso online Leer más »

  • Antología poética Festival Literario Ouroboros 2022
    En el Festival Literario Ouroboros 2022, «Memorias e identidades rurales», logramos integrar a diversos escritores, poetas y artistas que cada día se esfuerzan por aportar un cambio positivo en el territorio que habitan. Gestores culturales que con su hacer proyectan el corregimiento San Cristóbal como un territorio cultural.
  • BETH: CIUDAD VIVIENTE
    En un mundo desesperado y agonizante la humanidad lucha por sobrevivir, mientras grandes tiranías implementan estrategias para controlar su gran juego social. La única esperanza es un nuevo comienzo. Pero, los sueños se pueden convertir en otra pesadilla de la razón.
  • SABERES ANCESTRALES
    Cuando nos conectamos con la vida de estas montañas y apreciamos la riqueza invisible de nuestra propia historia somos realmente conscientes de nuestro lugar y del lugar del otro. La historia nos invita a conocer esa trama del tiempo que nos da cuerpo y comunidad. Asumir la historia significa trabajar todos los días en contra …

    SABERES ANCESTRALES Leer más »

  • ÉTICA ECOLÓGICA
    La reflexión y las acciones que favorecen el cuidado del medio ambiente constituyen el amplio campo que nos vincula con la naturaleza como un factor crucial en lo que respecta a la construcción de la cultura de paz en San Cristóbal. En nuestro corregimiento la relación con la naturaleza y el cuidado del medio ambiente …

    ÉTICA ECOLÓGICA Leer más »